Culturas exóticas (I)

Extraños relatos mencionan la existencia de una oscura forma de civilización mojigata, hazañera y ampulosa, que era capaz de erigir en cuestión de segundos, los más espectaculares tronos y altares para sus deportistas exitosos.

Según esos relatos, también era capaz de dotarse de una furia asombrosa, que le permitía construir y poner en funcionamiento espeluznantes torturas, patíbulos y sepulcros cuando los resultados de sus deportistas no le eran satisfactorios.

Se dice que en esto último, aquella raza siempre fue más eficiente y creativa.

Hoënyr, 2012.

Esta entrada fue publicada en Microrrelatos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>